General

Listos para el verano: Visual Merchandising

24-05-2023
Listos para el verano: Visual Merchandising

Se acerca el verano, y con él, la oportunidad de aprovechar el visual merchandising para aumentar las ventas en nuestra tienda.

En este artículo, exploraremos en detalle qué es el visual merchandising y cómo podemos aprovecharlo al máximo durante la temporada estival.

Además, te presentaremos tres ejemplos inspiradores de tiendas que han sabido aprovechar esta época del año para destacarse y llevarse todas las miradas.

 

Qué es el visual merchandising 

En pocas palabras, es una estrategia utilizada en el sector retail con el objetivo de crear una experiencia visual atractiva para el cliente que se acerca a un punto de venta.

Desde la presentación de los productos, hasta los elementos decorativos y  la organización del espacio.

Algunas técnicas para que el punto de venta sea visualmente agradable son el uso de la iluminación adecuada, la selección de colores y materiales, la reacción de escaparates atractivos y la disposición de productos.

El objetivo es crear un ambiente que atraiga a los clientes, y como consecuencia, incrementar ventas y rentabilidad de negocio. Al mismo tiempo, gracias al visual merchandising, el cliente crea una imagen positiva de la marca y así, se genera una relación fiel y duradera con el cliente. 

 

Acerca del marketing de temporada

 

¿Por qué cuando hablamos sobre visual merchandising también hablamos sobre el marketing de temporada? 

Pues porque el marketing de temporada está centrado en crear estrategias y actividades específicas que se implementan en ciertos momentos del año (ya sea épocas del año como el verano en este caso, o festividades por ejemplo). 

En este sentido, se diseñan estrategias que incluyen promociones, descuentos, actividades temáticas que se adaptan a las necesidades y los deseos de los clientes en esos momentos. 

Y el visual merchandising se convierte entonces, en una herramienta clave para apoyar las estrategias de marketing de temporada.

Las acompaña y potencia trabajando en la selección de colores correspondiente, la disposición de productos, la iluminación, el diseño de escaparates. 

Todo esto será lo que capte la atención de los clientes, estimule emociones y fomente la compra de productos relacionados con la temporada en curso (en este caso, el verano). 

Por ello podemos decir que el marketing de temporada y el visual merchandising trabajan de forma conjunta con el fin de aprovechar cada época del año al máximo.

 

El primero, proporciona estrategias específicas, mientras el segundo crea una experiencia visual atractiva y coherente que respalda estas estrategias y atrae a los clientes. 

 

Visual merchandising en verano

 

El verano evoca momentos de disfrute, ocio y alegría, y es una temporada en la que el turismo se incrementa significativamente. 

Para reflejar esta atmósfera estival en el visual merchandising, es común utilizar temáticas relacionadas con actividades al aire libre. 

En cuanto a la paleta de colores, suelen priorizarse aquellos que son vivos y refrescantes

Los tonos más populares durante esta época del año suelen ser el amarillo, naranja, azul claro y verde, ya que transmiten energía y vitalidad, características propias del verano.

 

A la hora de diseñar, resulta interesante incorporar elementos naturales, al igual que en primavera. La inclusión de plantas como palmeras y flores, así como la recreación de la arena, puede generar una sensación de tranquilidad y conexión con el entorno.

Estos elementos naturales añaden un toque refrescante y transportan a los clientes a un ambiente veraniego.

En cuanto a la disposición de los productos, es importante adaptarse al sector, pero se recomienda destacar los artículos populares durante el verano, como trajes de baño, ropa ligera, calzado fresco y accesorios para actividades al aire libre.

Una vez seleccionados los productos, se pueden agrupar por colores o estilos para facilitar la experiencia de compra de los clientes.

 

Esta disposición por categorías crea una presentación visual coherente y atractiva, permitiendo a los clientes identificar fácilmente los productos relacionados al verano, que están buscando.

Durante la temporada de verano, el visual merchandising adquiere un papel crucial al combinarse con atractivas promociones estivales, como descuentos en productos de temporada o paquetes promocionales.

Mediante una presentación visual llamativa y en sintonía con la temática veraniega, se logra incentivar a los clientes a aprovechar estas irresistibles ofertas y, como resultado, se impulsan las ventas de manera significativa.

En este sentido, el visual merchandising en verano se convierte en una herramienta poderosa que no solo promociona los productos, sino que también crea una experiencia de compra sumamente atractiva y satisfactoria para los clientes.

 

5 ideas para aprovechar el visual merchandising al máximo: 

 

1. Propone hacer exposiciones al aire libre

 

Aprovecha el buen clima del verano para crear exposiciones al aire libre que atraigan la atención de los transeúntes.

Si tu tienda dispone de un espacio en la acera, puede ser la perfecta ocasión para colocar productos/maniquíes vistiendo ropa de verano, llamando la atención de los peatones.

Así, captas la curiosidad de las personas que pasan frente a tu tienda y las atraes hacia el interior.

 

2. Incorpora elementos de playa o verano en la decoración de la tienda

 

Para crear una experiencia coherente, utiliza elementos decorativos relacionados con la playa o el verano en el interior de la tienda.

Por ejemplo, puedes colocar una estación de limonada o agua refrescante para los clientes, utilizar sombrillas o parasoles como parte de la decoración, o incluso crear un pequeño rincón con arena y hamacas donde los clientes puedan relajarse mientras exploran los productos.

Estos elementos evocarán la sensación de vacaciones y frescura, creando un ambiente agradable y atractivo para los clientes.

 

3. Crea zonas de prueba o experiencias interactivas

 

Durante el verano, los clientes están más dispuestos a probar productos relacionados con la temporada, como productos de protección solar, fragancias refrescantes o artículos para actividades al aire libre. Aprovecha esta oportunidad incorporando zonas de prueba o experiencias interactivas en tu tienda.

Por ejemplo, puedes establecer una estación donde los clientes prueben  diferentes cremas solares o perfumes veraniegos, o crear un área donde puedan probar equipos deportivos o gadgets para actividades al aire libre.

Estas experiencias no solo permiten a los clientes interactuar con los productos, sino que también generan un mayor interés y aumentan las posibilidades de venta.

 

4. Crea combinaciones de productos


Aprovecha el verano para crear combinaciones de productos que vayan de la mano con las actividades y necesidades de la temporada.

Por ejemplo, si en tu tienda se comercializan artículos para el hogar, puedes crear kits de picnic con mantas, cestas y utensilios de cocina.

Estas combinaciones facilitan la compra para los clientes y les permiten llevar todo lo necesario para disfrutar de las actividades veraniegas.

 

5. Renueva regularmente tu visual merchandising

 

Durante el verano, es importante mantener el visual merchandising fresco y actualizado. Analiza tendencias y realiza cambios periódicos en la disposición de los productos, la decoración y los elementos visuales de la tienda.

Esto último es lo que  mantendrá a los clientes interesados y les dará una razón para volver a visitar tu tienda en busca de novedades.

 

Conclusiones

 

El verano se convierte en una excelente oportunidad para aprovechar el visual merchandising y aumentar las ventas en nuestra tienda.

Al crear una experiencia visual atractiva y coherente con la temática estival, podemos atraer la atención de los clientes y motivarlos a aprovechar las promociones especiales de verano.

El visual merchandising en esta temporada se convierte en una herramienta poderosa que promociona los productos, genera una imagen positiva de la marca y brinda una experiencia de compra satisfactoria.

Además, al combinar el visual merchandising con estrategias de marketing de temporada, podemos adaptarnos a las necesidades y deseos de los clientes durante el verano.

Implementar ideas como exposiciones al aire libre, incorporar elementos de playa en la decoración, crear zonas de prueba o experiencias interactivas, ofrecer combinaciones de productos temáticos y renovar regularmente el visual merchandising son excelentes formas de aprovechar al máximo esta temporada y destacar frente a la competencia.

Si estás buscando crear un visual merchandising efectivo, ¡contáctanos! Contamos con un equipo de profesionales con más de 25 años de experiencia en el sector. Juntos podremos llevar tu tienda al próximo nivel.